viernes, agosto 12

CENA DE SOLTER@S

El otro día un amigo al que no veía desde hace mucho, organizó una cena de solteros a la que asistimos unos cuantos singles, la mayoría con éxito laboral  - que no sentimental - .

Teníamos de todo: una guapa morena con un puestazo en política, otra rubia con una carrera en el mundo de las comunicaciones, un afamado periodista suizo y muy alto, un hombre dueño de un equipo de futbol inglés (bueno, no es solo suyo, tiene algún socio más), un chico venezolano consultor (nunca he entendido bien el término "consultor"), mi amiga soltera Sara, periodista y experta en castillos medievales (le ha dado por eso), una mujer con una bonita sonrisa propietaria de un showroom, mi amigo y organizador (no soltero, casado, con un hijo y con otro en camino) y yo, soltera no, ¡lo siguiente!


Por cierto ... me presenté con un vestido amarillo largo larguííísimo, comprado en Miami, en el distrito de las galerías de arte, repleto de tiendas vintage. Eso sí; con un generoso escote en la espalda. Cenamos en LOFT BE CHIC, un restaurante-coctelería de la Calle Valverde de Madrid, cuya propietaria es una brasileña políglota, llena de ideas y muy, muy trabajadora.

Ahí estábamos, unos cuantos solteros escudriñándonos y haciendo cábalas en nuestros cerebros de “con quién me tocará”. Lamento deciros que por ahora mis cábalas no han acertado ni una! Pensaba que alguno de esos singles exitosos me pediría el teléfono y desearía conocerme mejor, pero a mi, no me pidieron más que un mojito de champagne! A pesar de mi poco éxito, os aseguro que fue una interesante y divertida cena.

Hablamos de todo y especialmente de sexo. El sexo es uno de los temas que más me interesan en la vida, además siempre me he creído una experta en la materia. Ahora ya no se nada de nada. Las calles y el casting, hacen que pierdas confianza en las Artes Amatorias. Cuanto mas experiencia menos sabiduría.



Hablamos del sexo tántrico; el periodista alto suizo, no entendía muy bien qué es el tantra. Ninguno de los que allí estábamos lo habíamos practicado para tener un juicio veraz, aunque yo tuve una pequeña experiencia con ese tema. Hace años, un "escueto novio" practicaba el tantra; yo me aburría en la cama con él como una ostra y se lo hacía saber: "ME ABURRO, ME ABURRO". Por supuesto, la relación no prosperó lo mas mínimo, el tantra se interpuso entre los dos.

Los hombres comentaban que no hacía falta estar 4 ó 5 horas sin eyacular, que con una hora y media o dos horas ya estaba bien: A ver que no lo he entendido muy bien ...¡DOS HORAS SIN EYACULAR, que horror!, ¡dos horas un señor penetrándote sin parar!. ¡Porque la discusión no era estar dos horas practicando sexo, sino dos horas introduciendo el pene en la vagina!. Os aseguro que si un hombre, se pasa dos horas con ese movimiento continuado, le denuncio por malos tratos ...

Porque cuando un hombre hace el amor durante tanto tiempo, pretende cambiarte de posición sin parar y que nosotras, hagamos todas esas posturas imposibles en las que demostramos nuestra flexibilidad y en las que Nadia Comaneci a nuestro lado, es una principiante!!!. Claro, ellos ni se mueven, tienen esa posición dominante en la que nos giran a un lado, al otro, nos abren las piernas hasta quebrarnos los huesos y nos contorsionan como un acordeón ...!

Este es un mensaje para esos hombres que se creen, que ser unos expertos en la cama, es aguantar dos horas sin eyacular, mientras nosotras, hacemos todo el ejercicio de flexibilidad que practican las niñas de gimnasia rítmica para llegar a una olimpiada !!!

Chicos, a nosotras nos gustan los hombres, que además de penetrar, nos hagan otras cosas, A NOSOTRAS NOS GUSTA JUGAR y NOS ABURRE ESTAR AHÍ, ¡DALE QUE TE PEGO! Esto no quiere decir, que tengaís que terminar en 10 segundos. (El tema de los eyaculadores precoces es un tema del que ya os hablaré, porque tengo una interesante historia)



Conclusión: éramos 8 solteros alrededor de una mesa, con interesantes profesiones, con éxito laboral, atractivos e incluso divertidos y solos como la una. ¿En qué nos hemos equivocado los solteros del siglo XXI? Quizás, realmente no queremos tener pareja, nos ahogan los compromisos. Quizás no nos hemos equivocado en nada, simplemente nos gusta ser solteros o quizás, hemos errado las elecciones de nuestras parejas. ¡Por suerte, todos los de esa mesa, hemos acertado con nuestras elecciones laborales!

De esa mesa, no ha salido nada de nada (que yo sepa), pero los chicos se fueron con una lección aprendida: A LAS MUJERES NO NOS INTERESA QUE UN HOMBRE SE PASE 2 HORAS DALE QUE TE PEGO. Nos aburre que nos mata y sobre todo, nos deja la vagina bastante irritada e incluso nos provocan cistitis. Así que, además de meter cosas dentro de nosotras, tened un poquito de imaginación y jugad, jugad mucho. Las mujeres somos como niños; nos gusta jugar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario